AFILIATE AQUÍ

CRAMI se preocupa por los más pequeños y te brinda algunas recomendaciones. Actualmente, nuestra casa es donde pasamos todo el día, dada la situación sanitaria que estamos viviendo. Es por eso que queremos recomendarles aspectos a tener en cuenta para hacerla más segura.

Aunque todos los miembros de la familia tienen las mismas posibilidades de sufrir un accidente, son los niños quienes los sufren con mayor frecuencia.

¿Sabías que la mayoría de estos accidentes se pueden prevenir y por lo tanto evitar? Es fundamental conocer los riesgos más comunes que rodean a los niños para tomar las medidas de prevención adecuadas.

Los primeros años de vida del niño son los más vulnerables dada su curiosidad por explorar, Por eso es importante identificar el peligro y prevenir los accidentes infantiles. La mayoría de estos sucesos no son fortuitos, por lo que son previsibles, y por lo tanto prevenibles.

A continuación CRAMI te ayuda, brindándote algunas recomendaciones para prevenir lesiones en el hogar.

Dejar los medicamentos fuera del alcance de los niños, en lugares que sea seguros, siempre en sus envases originales, y no tomándolos delante de los pequeños. Guardarlos bajo llave utilizando un armario alto y

Cerrado, Usar envases con tapa de seguridad.   

A young girl looks at a pile of pills that was left on a counter.

Coloca tapas plásticas en los tomacorrientes para evitar introducir      cualquier objeto metálico e inclusive sus dedos en los enchufes.

 Evita que toquen cualquier equipo que se encuentre enchufado a la red eléctrica.  Bajo ninguna circunstancia, dejes que los niños jueguen con enchufes o que agarren cables que vean tirados en la calle, ya que pueden estar conectados al tendido eléctrico y producirles quemaduras.

Instala un protector diferencial, esto evitará que los niños reciban una descarga eléctrica, pues al mínimo contacto, el suministro energético se interrumpe.

No deje nunca a un bebé o niño pequeño en la bañera. Si tiene que responder al teléfono o ir a abrir la puerta, no confíe en que su hijo mayor lo cuidará, envuelva al pequeño en una toalla y lléveselo consigo.

No deje nunca una bañera, cubo u otro recipiente lleno de cualquier cantidad de agua sin su supervisión.

No utilice nunca un asiento para la bañera u otro sistema de sujeción a durante el baño sin la supervisión constante de un adulto. El asiento se podría volcar o el bebé se podría resbalar y caer en el agua.

Si usted tiene una piscina en el jardín, instale una cerca  alrededor de la misma, así como una puerta de cierre automático cuya cerradura esté fuera del alcance de su hijo.
Extraiga todos los juguetes de la piscina cuando los niños dejen de jugar para impedir que intenten recuperarlos cuando no estén bajo la supervisión de un adulto.

RECUERDE PERMANENTEMENTE DEBEN ESTAR SUPERVISADOS POR UN ADULTO

La cocina es un lugar del hogar en el que pasamos mucho tiempo (a veces más del que desearíamos) y también con los niños. Por ello es importante prevenir accidentes en la misma y que ésta sea un lugar seguro.

Hemos de poner especial atención, pues en ella encontramos toda clase de objetos que pueden causar daño, como cuchillos, tenedores, cristales, abrelatas, productos químicos, gas y fuego. Es fundamental no colocarlos en cajones de acceso a los más pequeños.

 La cocina NO es un lugar de recreación: No permita que sus hijos jueguen en la misma, no deben entrar cuando se esté cocinando.

Procure que los mangos de las ollas y sartenes estén hacia dentro, no sobresalgan de la cocina.

Trate de cocinar con los fuegos más interiores, así evitará que los niños alcancen las ollas y se quemen.

Para evitar incendios, procure desconectar los electrodomésticos y apagar el gas antes de irse a dormir.

Evite que los cables cuelguen o queden en el suelo. Así evitaremos tropiezos o que los niños jueguen con ellos.

Trate de que el suelo siempre esté limpio y seco para evitar resbalarse y caídas. Para que los niños no se lastimen, es conveniente guardar bajo llave objetos punzantes o peligrosos como tijeras, cuchillos…

¡NUNCA COCINES CON TU NIÑO EN BRAZOS!

Los niños son muy curiosos, y les encanta abrir puertas y tocar aparatos peligrosos: hay que tener en cuenta que existen broches de seguridad, que impiden la apertura de puertas (frigorífico, horno armarios) o coloca en esos armarios objetos de plásticos que sean inofensivos.

Recordar que todos los productos de limpieza o de uso en el hogar son potencialmente tóxicos, no dejarlos en lugares accesibles: lavandinas, jabones, kerosene, productos caústicos, pinturas, insecticidas, ALCOHOL (tan usado actualmente), etc.

No cambiarlos de sus envases originales, tapar luego de usar. JAMAS poner estos productos en envases de refrescos conocidos comercialmente por los niños.

Evitar usar soda caústica, y si lo realiza eliminar el excedente.

Si tu hijo ingiere algo NO SE DEBE producir el vómito ni dar a tomar ninguna bebida hasta tener el asesoramiento adecuado.

Puedes llamar al Centro de investigación y Asesoramiento Toxicológico CIAT.

  • Tel 1722 las 24hs del día.

Coloca protectores en las escaleras

¡Llega el invierno! Y, lamentablemente, vemos a menudo lesiones no intencionales, quemaduras y heridas graves provocadas por estufas y artefactos utilizados para calefaccionar los hogares, y también por comidas y bebidas calientes. Por lo tanto, durante el mismo es fundamental prestar especial atención a estos aspectos.

Es importante que los niños no estén solos en lugares con estufas a leña, a gas, a combustible, o de cualquier tipo. Se les debe enseñar que no pueden estar en contacto con estos artefactos y que deben ser precavidos, pero además debemos estar presentes siempre.

Cabe realizar una especial advertencia frente a los calentadores tipo primus o de ladrillos con resistencias, y evitarlos en la medida de lo posible. Son artefactos peligrosos que al entrar en contacto con cualquier material generan fuego con facilidad. También debemos tener en cuenta la correcta ventilación de los espacios en los que se utiliza cualquier tipo de calefacción, para evitar posibles intoxicaciones.

¡CRAMI cuida de ti y de su población más pequeña!

Afiliate aquí